UNIMEDIOS/ TORREÓN, COAHUILA. A tres años de la desaparición de Mario Alberto Morales Cano su familia originaria de Chihuahua, Chihuahua realizó diversas actividades con la finalidad de exigir su presentación con vida, tras ser desaparecido en la ciudad de Torreón, Coahuila el 2 de julio de 2010.

A tres años de la desaparición de MArio Alberto Morales Cano

A tres años de la desaparición de MArio Alberto Morales Cano

En el evento que se realizó el pasado 2 de julio a las 18:00 en la plaza Hidalgo, María del Rosario Cano, madre de Mario Alberto, comentó que “han sido tres años de lucha, angustia y dolor, pero también de esperanza de volverlo a ver y abrazarlo” motivo por el que realizaban ese evento.

Activista de derechos humanos agrupados en la organización “Por un Chihuahua Libre y sin Temor” y madres de jóvenes desaparecidas acompañaron a la familia Morales Cano quienes forman parte de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUUNDEC-FUNDEM)

Durante el evento se dio lectura a una carta dirigida a Mario Alberto para continuar con la lectura de poemas mientras se repartieron claveles blancos y dulces a quienes pasaban por el lugar. Algunos de los poemas se encontraban impresos en lonas que posteriormente fueron colocadas en diversos puentes peatonales.

Carta: 

02 de Julio de 2010 a 02 de Julio de 2013

Mario:

Hoy otro año más de sufrimiento, angustia y dolor, pero sobre todo una búsqueda de amor y fe, 3 años de no poderte abrazar y decirte cuanto te amo hijo mío, cuanto ansío ese momento Toda tu familia extraña tus risas, tus ocurrencias y tu dicho “si no quieres me lo das”; cuando comemos te hacemos un homenaje, ya se hizo himno. Estas presente en nuestras oraciones y corazones. Tienes muchas razones por las cuales regresar, una muy importante, tu familia, tu hijo Mario Alberto, (el que tú creías Sara Sofía), esta hermoso, se parece mucho a tí.

En tu búsqueda, también buscó a todos y a todas, la paz del mundo y de nuestra nación, para que ya no haya más sangre, más familias devastadas de tanto dolor, sabes también hago oración por las personas que te llevaron, para que no causen tanto daño y tanto dolor, para que esos corazones de piedra se los conviertan en carne.

Hijo te creció tu familia, hay mucha gente que ora sin conocerte y está en tu búsqueda hombro con hombro, con tu madre.

Mario, mi Mayito, esperamos en Dios tu pronto regreso.

Tu familia que te ama.

Publicaciones similares