UNIMEDIOS/ TERESA QUIROZ.- Será a partir de este 4 de octubre cuando se comenzará a despedir a policías municipales, que sean sorprendidos hablando por teléfono celular o portando un aparato de radiocomunicación ajeno a la corporación de seguridad pública local, norma aprobada por unanimidad a través del Cabildo de Saltillo.

La medida entrará en vigor el jueves cuatro de octubre cuando se publique en la Gaceta Municipal de Saltillo, así definió el Cabildo durante su sesión de trabajo matutino este viernes en que se votó la propuesta que salió del Consejo de Seguridad Ciudadana de la capital del estado.

Cabe mencionar que la prohibición de portar equipos de comunicación celular o Nextel, estará vigente mientras los elementos de seguridad pública municipal estén en su horario de trabajo, al concluir sus labores ellos podrán usar de nueva cuenta sus equipos personales.

La institución de seguridad pública municipal aplicará un programa de monitoreo a los elementos policiacos para que no usen ni porten equipos de telefonía celular e incluso de los mismos radios que la Comandancia local les facilite para su radio comunicación.

Acerca de esta cuestión, el Alcalde Jericó Abramo Masso, expuso que se trata de una medida necesaria para evitar que los policías sean objeto de extorsión o amenaza por parte de la delincuencia organizada, y erradicar la posibilidad de que los mismos policías sean halcones, y se coludan con los delincuentes para darles información sobre operativos.

“Ya no van a tener manera de andar halconeando, quienes todavía pretendan hacerlo, y los que se arriesguen, los vamos a encontrar y a correr de la corporación, como hemos corrido a quienes no pasaron las pruebas de confianza”, expuso Abramo Masso.

Reiteró que este ordenamiento ya aprobado comenzará a surtir efecto hasta el próximo jueves, por lo que se dará aviso oportuno a todos los elementos para que no haya dudas. Además, solicitó a la ciudadanía denunciar a los oficiales que violen esta restricción.

Publicaciones similares