Home >> En el tintero,Rostros >> A debate
A debate

En el tintero

Por Jessica Rosales

A debate

Hace unos días, algunos compañeros reporteros y una servidora debatimos sobre la portada y la cabeza que utilizó un medio de comunicación impreso para dar a conocer los detalles de un feminicidio. Se trata del caso de Gabriela, cuyo cuerpo fue desmembrado por su expareja, luego de que ésta decidiera terminar la relación.

“Pese a golpizas, Gabriela volvió con su asesino”, destacaba el encabezado de la noticia a la que le siguió la crítica y rechazo de un importante número de usuarios de Facebook.

Más allá de satanizar al medio, al reportero, al editor o al jefe de redacción que decidió titular así la noticia, lo importante de este ejemplo es hacer un análisis del problema que vivimos en el país y encontrar cómo podemos contribuir desde los distintos ámbitos para erradicarlo.

La violencia contra la mujer está generando la alerta de la sociedad por el alto índice de feminicidios que se registran en el país, y muchas otras secuelas severas que quedan en las víctimas y sus familias.

-“¿Cómo titularías tú la noticia?”-, me preguntaron. A lo que respondí: “No lo sé, pero creo que así, no”.  Y entonces comenzamos un debate. ¿No sería lo más adecuado destacar el hecho? “Hombre confiesa homicidio de Gabriela”, “Confiesa que destazó el cuerpo de su expareja”, ¿pero que pasa cuando los lectores quieren saber más allá del simple hecho?

Hay quienes consideraban que este tipo de información podría salvar a otras víctimas, aunque de inicio juzgaba a Gabriela ¿Regresar con su novio pese a las golpizas la hace responsable de su homicidio? Y entonces surgieron una serie de datos como que ya había denunciado a la autoridad las amenazas y el hostigamiento o dicho por la propia Fiscalía que su expareja la secuestró y la mantuvo cautiva varios días antes de matarla, lo que nos lleva a que entonces no regresó con su homicida.

La idea de este tipo de debates debería ponernos a reflexionar sobre si estamos en una sociedad machista a la que nos llama más la atención el amarillismo y el prejuicio que la simple información o que estamos educados para pensar que las mujeres que “aguantan” golpes y maltrato son culpables de su situación.

Platicaba con otro compañero cuya visión es distinta a la mía y, por cierto, alguien pensó que peleábamos por el tema, lo cual está bastante alejado de la realidad. Afortunadamente los debates entre colegas y una servidora jamás han terminado en problemas y, por el contrario, fortalece la amistad porque sabemos que podemos diferir pues nadie dice que todos tenemos que pensar igual.

El compañero conocía de casos de mujeres víctimas de violencia física que solicitaban el auxilio inmediato, pero al paso de los días volvían con el agresor.

He estado pensando mucho sobre el tema, por ejemplo, es distinta la visión de una mujer, de una víctima, de un familiar de la víctima, de un hombre o de alguien que jamás se ha visto envuelto en un hecho de violencia porque la experiencia es totalmente distinta.

A lo anterior, le añadimos que quien está inmersa en esta situación regularmente es violentada por una persona con la que tiene una relación afectiva lo que nos lleva primero a un problema de codependencia emocional fuerte difícil de terminar. Otro aspecto que se suma a los factores del por qué una mujer permanece en ese circulo de violencia es porque no puede sostenerse a ella y a sus hijos económicamente, no tiene el respaldo de su familia y además teme por las amenazas que recibe si deja el hogar.

Hay un sinfín de factores y causas que llevan a la mujer a permitir la violencia, en cada caso, hay una historia que no sabemos y que en definitiva no podemos juzgar.

Cada persona, que ejerza cualquier función u oficio es libre de manifestar su opinión en el tema, sea cual sea, pero como medios de comunicación y como reporteros, yo me quedo con la idea de que nuestra labor primordial es informar y, si además esto podemos ayudar a evitar que haya otra víctima, entonces hemos logrado nuestro cometido en favor de la sociedad.

Top