Home >> Al minuto,Estado >> A 6 años de Pasta de Conchos el crimen sigue impune: Obispo Vera

UNIMEDIOS/ TEXTO – TERESA QUIROZ/ FOTOS – NILDA TREVIÑO.-  A 6 años de la tragedia en la mina Pasta de Conchos, el Obispo Raúl Vera López, insiste en que se trató de un crimen cometido por la negligencia de autoridades federales y Grupo México, el cual sigue impune y lamentó que las muertes de los carboneros continúen por las precarias condiciones en las que trabajan como aquél 19 de febrero del 2006.

El obispo de la Diócesis de Saltillo dijo que es doloroso e indignante que después de tanto tiempo transcurrido no se hayan podido esclarecer los hechos que provocaron la tragedia, y calificó como un crimen de la autoridad federal que se negó a rescatar los cuerpos de los mineros.

Expuso que, esta impunidad a permitido que existan más tragedias de esta índole, pues aseguro que en el 2011 ha sido el año con más muertes de mineros al registrarse 30, cifra que no se había presentado desde el 2006 cuando murieron 65 y los cuales quedaron atrapados al interior de la mina en San Juan de Sabinas.

Recordó que el 7 de abril del 2007 se detuvo arbitrariamente el rescate, “Después se supo que ya no había caídos, estaba hueco y la estructura del fondo de la mina no estaba derrumbada, no quisieron seguir porque sabían que iban a encontrar los cuerpos”.

El peritaje realizado por el Foro de Ciencia y Tecnología, dijo, determinó que por las condiciones de inseguridad no se podía seguir con el rescate, pero que se podía crear el entorno para continuar, sin embargo Grupo México, no lo apoyo, para evitar que se acercaran a los cadáveres.

Aseguro que se está encubriendo este crimen, señalando que hay acciones del gobierno mexicano que así lo demuestran. “Ellos sabían y las viudas, yo lo escuche de viva voz, todos sabíamos que trabajaban en condiciones inhumanas y de riesgo, sin algún tipo de seguridad”.

El Obispo cuestionó que a pesar de que los cuerpos se encontraban a una distancia de 150 metros de la boca mina, la cual consideró corta, no se hayan podido sacar los restos, cuando en México existe la tecnología para hacer túneles, ya que según los mineros rescatistas que participaron, señalaron que el gas y la explosión no llego hasta donde se encontraban los mineros trabajando, “Eso de que exploto la mina y no se pudieron recuperar los cuerpos, es un cuento” afirmó Vera López.

Indicó que gran parte de la culpa fue de Grupo México, quien permitía que se siguiera trabajando en la mina, sin la protección adecuada, y sin vigas que pudieran minimizar las posibilidades de que ocurriera un derrumbe, pues con tal de reducir gastos las vigas eran recorridas dejando desprotegidos grandes tramos de la mina.

Por su parte en la Homilía dominical, hizo referencia a que ni la Secretaría de Economía, que debe supervisar los compromisos de los concesionarios de las minas, ni la Secretaría del Trabajo que debe vigilar el cumplimiento de las Normas de Seguridad y los demás derechos laborales de los mineros del Carbón, cumplen con sus obligaciones. También califico como vergonzoso el que muchos de los funcionarios públicos cómplices de este crimen, intentan seguir realizando su carrera política.

En la boca mina de Pasta de Conchos, familiares de los mineros caídos aquél 19 de febrero del 2006 recuerdaron este domingo a sus muertos en una misa celebrada en honor de los 65 carboneros que quedaron atrapados y cuyos restos siguen al interior de la mina que desde ese día se convirtió en su tumba.

Con imágenes de Raymundo Bazaldua

  • La nueva era de la publicidad

  • Noticiero Capital Noticias 91.3FM

  • Acontecer/El Heraldo de Saltillo

Top